Entradas

La economía circular en el sector de las explotaciones de áridos

La economía circular está de moda. Y es que no hay nada tan moderno como cuidar el planeta y, siempre que se pueda, dar una nueva vida a lo ya producido. De esta manera, se evita que los procesos de producción generen residuos al entorno, al tiempo que se reduce el consumo de materias primas –lo que redunda en un mejor aprovechamiento de los recursos naturales.

Hasta ahora, el sector de la construcción se caracterizaba por consumir un gran número de materias primas y por ser uno de los más contaminantes de la economía. Una realidad que ha cambiado con la puesta en marcha de distintas iniciativas que han incorporado buenas prácticas al sector. Lo que ha permitido que se haya reducido la denominada huella contaminante y que hoy día podamos hablar de economía circular en las explotaciones de áridos, es decir, las explotaciones de áridos funcionan como elementos que cuidan el medio ambiente.

En Andújar y Navarro llevamos décadas trabajando en este sentido. Porque consideramos que nuestro entorno es un regalo y que debemos intentar cuidarlo sin que por ello haya que disminuir la actividad en el sector de la construcción. De ahí que nuestra empresa, como miembro de ANEFA, la Asociación Nacional de Empresarios Fabricantes de Áridos, siga unas directrices muy claras en este sentido.

 

ANEFA: Qué es y qué objetivos tiene

La ANEFA es una iniciativa de la Unión Europea que tiene como objetivo reducir el consumo de materias primas a través de la aplicación de políticas de gestión de los residuos, que impliquen el reciclaje y el uso eficiente de los recursos.

Sus principales objetivos son los siguientes:

  • Reducción de la cantidad de materiales que se emplean en una construcción.
  • Incremento de la durabilidad de los materiales que se adquieren y usan en una construcción.
  • Sustitución de materiales peligrosos o difíciles de reciclar, para lo que es necesario contar con plantas como las que puso en marcha hace tiempo Andújar y Navarro que selecciona, clasifica y recicla materiales procedentes de demoliciones.
  • Agrupación de actividades para impedir que los subproductos se conviertan en residuos. Con su correcto tratamiento.
  • Creación de mercados para materias primas secundarias (recicladas)  que se trabajan realizando actividades que se basan en normas, en la contratación pública, etc.).

Diagrama Economía circular en explotaciones de áridos

Con todo ello se intenta reducir la huella medioambiental de este tipo de actividades y dar una nueva vida (devolviéndolo al circuito productivo) de los materiales empleados anteriormente, y que en una nueva construcción se desechan.

En este sentido hay que destacar, también que en el escenario más eficiente, la tasa de sustitución de áridos naturales por áridos reciclados no superaría, en España, el 10% del total del consumo anual.

 

Cómo alcanzar los objetivos de una economía circular en explotaciones de áridos

Para lograr todos estos propósitos, en Andújar y Navarro (y en todas las empresas que pertenecen a ANEFA) realizamos estas actividades:

  • Trabajamos por la eficiencia de los recursos (producción y uso).
  • Fomentamos el desarrollo de proyectos que integren el uso de residuos de construcción y demolición – RCDs (% de RCDs en una obra), a través de los pliegos.
  • Realizamos y favorecemos la realización de procesos de construcción sostenible.
  • Fomentamos las compras verdes.
  • Creemos posible la eficiencia energética y la aplicamos a todos nuestros sectores de producción.
  • Seguimos las declaraciones Ambientales de Producto – DAP.
  • Alargamos el ciclo de vida útil de los materiales para reducir la huella de CO2 en nuestra atmósfera.
  • Apostamos por la prevención de la presencia de sustancias peligrosas.
  • Hacemos promoción del uso de los áridos reciclados y artificiales siempre y cuando se garantice que los materiales reciclados cumplan los requisitos de calidad y prescripciones de la normativa vigente en cada caso.

 

Desde Andújar y Navarro consideramos no sólo importante sino decisivo apostar por este tipo de actividades, de ahí que estemos muy orgullosos de estar trabajando en este sentido. Y de ofrecer estos servicios a las empresas y entidades que los necesiten.

 

Economía circular en el sector de la construcción

La economía circular es, a todos los efectos, la mejor solución para promover un consumo sostenible de las materias primas del planeta. Con ello se pretende acabar con el modelo de un único uso y crear conciencia sobre la necesidad de alargar la vida útil de la materia.

Estos conceptos que llevan tratándose desde hace más de treinta años en ámbitos de pensamiento, se han ido trasladando periódicamente a los sectores económicos. De ahí que actualmente muchas de las acciones productivas se hayan adquirido este modelo y lo hayan trasladado a sus ámbitos con el deseo de minimizar el impacto de los mismos en su entorno.

Así lo llevamos haciendo desde hace una década en Hermanos Andújar y Navarro donde hemos desarrollado protocolos con los que podemos alargar la vida útil de los residuos que se generan en la construcción. Una actividad en la que hemos sido pioneros.

circular economy

Economía circular: qué es

Este concepto que nace en los años ochenta y con el que nos referimos a

la necesidad de reducir la entrada de los materiales como la producción de desechos vírgenes en las cadenas de consumo.

Con ello se pretende cerrar el  flujo económico y el flujo ecológico de los recursos que empleamos.​

En este sentido, se puede afirmar que la expresión economía circular abarca mucho más que la producción y el consumo de bienes o de servicio. Con ello también nos referimos al cambio de los combustibles fósiles por otras maneras de obtener energía; al uso de la energía renovable, y por supuesto a la diversificación como medio de alcanzar la resiliencia.

Se trata, pues, de darle la vuelta al esquema lineal de los materiales compuesto por la relación siguiente: recurso-producto-residuos; por un flujo circular  en el que aparece lo siguiente: recurso-producto-recurso reciclado.

Economía circular en el ámbito de la construcción

La aplicación de la economía circular en el sector de la construcción pasa por terminar con el modelo: extracción, fabricación, utilización y eliminación (a menudo en vertederos incontrolados).

En el ámbito de la construcción, la economía circular abarca numerosas acciones aunque una de las más destacadas es la de recuperar en el proceso constructivo la vida útil de los residuos procedentes de las demoliciones. Con ello se consigue materializar un principio de la economía circular por el cual los recursos se mantienen en el proceso económico durante el mayor tiempo posible.

Con ello no sólo se está optimizando el empleo de materias primas (empleadas en la fabricación de numerosos materiales de construcción) sino que se persigue disminuir el consumo de agua y reducir la cantidad de emisiones de dióxido de carbono que se emiten a la atmósfera durante la fabricación de todos esos materiales.

De esta manera, en el sector de la construcción los principios de empleo de las materias primas cambian notablemente adquiriendo las siguientes variables:

  1. Los residuos se convierten en recursos que se pueden emplear. Así, por ejemplo, los desechos de las demoliciones se usan para realizar áridos bastos.
  2. Se reutiliza parte de los residuos para incorporarlos a nuevas construcciones. Es el caso, por ejemplo, del uso que se hace de los residuos en la construcción de infraestructuras, por ejemplo, para alinear el terreno o para rellenar cimientos de construcciones de nueva planta.
  3. Rescatar residuos que se pueden arreglar o a los que se les puede dar otro uso que no guarda relación con el objetivo para el que se concibieron.
  4. Evitar el contacto de sustancias peligrosas con el entorno. Lo que se logra con una clasificación adecuada de los desechos.

Así pues, si queremos disminuir la huella del sector de la construcción hemos de cambiar nuestros modelos y apostar por la economía circular. Un gesto que ya hemos realizado en Hermanos Andújar y Navarro y que ha marcado la base de nuestro desarrollo empresarial desde hace más de una década.