Razones por las que hay que denunciar los vertederos ilegales

Hay muchas razones por las que hay que denunciar los vertederos ilegales pero pocas personas se atreven a hacerlo. Y dar ese paso es la única manera de acabar con ello y ganar para la ciudad esos espacios que ocupan y que son un foco de infecciones, un peligro para la salud pública y una limitación a la hora de que la ciudadanía pueda desarrollar actividades en su entorno.

Por todo ello, en Andújar y Navarro, que llevamos años apostando por la eliminación completa de estos vertederos incontrolados, hemos redactado este artículo. Con el deseo de que entre todos y todas acabemos con esta plaga que azota Valencia desde hace años. Ojalá lo consigamos.

 

Vertederos ilegales

Los vertederos ilegales son espacios en los que personas que no tienen ninguna sensibilidad social o medioambiental, depositan sus desechos de manera incontrolada. Sin tener en cuenta las posibles consecuencias para la salud o el entorno que este gesto pueda tener.

Por todo ello, y con el deseo de que el la provincia de Valencia se acaben estos espacios en los que se acumulan desechos, hemos redactado este artículo en el que 1ueremos aportar las razones por las que consideramos que hay que denunciar estos espacios ilegales. Y no son razones basadas en creencias o en principios personales, son afirmaciones a las que se llega a través del estudio y el trabajo de campo. Investigaciones que se han realizados desde organismos como la Asociación de Empresarios de Selección y Reciclaje de Residuos de la Construcción y de la Industria (ARCI) de Valencia.

 

Razones para acabar con los vertederos ilegales

Las principales razones por las que hay que acabar con los vertederos ilegales son las siguientes:

  1. Son un problema de salud colectiva. Pues en él proliferan los insectos, las ratas, se da pie a que los niños o las personas que pasen cerca puedan cortase con algún material, etc. Por ello, eliminarlos conlleva una mejora en la salubridad y el bienestar de los ciudadanos valencianos.
  2. Una vez que se elimina se gana ese espacio para la ciudad. Lo que promueve que haya un mayor cuidado del medio ambiente natural y del mobiliario público.
  3. Ofrecer una imagen bonita de la provincia de Valencia a sus visitantes. Lo que supone mejorar la relación con el turismo y promover que se multipliques las visitas y estancias.
  4. Supone un importante ahorro local en la limpieza municipal y, por tanto, en las partidas presupuestarias. Lo que libera dinero para otras partidas más importantes o de urgencia social.
  5. Competencia leal con las empresas demoledoras y de valorización de residuos en las obras de nueva planta y las reformas. Haciendo que se ponga en valor el modelo de las buenas prácticas que promueve el sector desde hace años.
  6. Reducción, reutilización y reciclado de los residuos para realizar obras públicas. Si los residuos que proviene de demoliciones y demás procesos constructivos se recogen y clasifican se pueden emplear como materia prima en la realización de nuevas intervenciones y edificaciones. Lo que supone ahorro en los procesos de elaboración de las mismas (menos dióxido de carbono a la atmósfera) y costes más bajos.

 

Cómo denunciar

Para denunciar un vertedero ilegal basta con que entremos en la página web de la Asociación de Empresarios de Selección y Reciclaje de Residuos de la Construcción y de la Industria (ARCI) www.arcivalencia.com y rellenemos el formulario que hay en la sección vertedero virtual. Incluso adjuntando las fotos y su ubicación para poder localizarlo con exactitud. También puedes hacerlo mandando un correo a info@arcivalencia.com donde expertos te atenderán de manera directa y siempre con total confidencialidad.

Plan de Acción nuevo para conseguir la transición a la Economía Circular

Ya contamos con un Plan de Acción nuevo para conseguir la transición a la Economía Circular en el sector de la construcción. Una guía con la que mejoraremos nuestra relación con el entorno y que tendrá resultados excelentes en nuestro medio ambiente.

Por todo ello, en Andújar y Navarro no queremos dejar pasar la oportunidad de compartir con todos vosotros los contenidos de este plan, por el que tanto hemos luchado y en el que tanto trabajo hemos invertido.

Esperamos que lo encontréis tan interesante como nosotros.

Plan de Acción nuevo

El plan de Acción nuevo con el que queremos conseguir que el sector de la construcción alcance una correcta transición a la economía circular ya está listo. Un plan completo, accesible y muy interesante que hemos querido desarrollar en este artículo para contribuir a su difusión.

El cuerpo de este plan se compone de los objetivos planteados para llegar al año 2030 con una economía circular, es decir, con un sistema de recuperación de los residuos. Y es que algunos de estos objetivos se podrían aplicar a los RCD. Los principales son los siguientes:

  1. Reducir en un 30 por ciento el consumo nacional de materiales en relación con el Producto Interior Bruto (PIB), tomando como año de referencia el año 2010. En este sentido hay que destacar que la extracción de áridos es una de las actividades que más deteriora el medio ambiente. De ahí que el uso de áridos reciclados disminuya la eliminación de residuos y genere una cadena de valor para los RCD.
  1. Reducir la emisión de gases de efecto invernadero por debajo de los 10 millones de toneladas de dióxido de Carbono. Estos planes serán trianuales, siendo el periodo del 2021 – 2023 el primero de estos.

 

Economía Circular en el Plan de Recuperación

La primera parte de este Plan de Recuperación está enfocado a la recuperación de la economía que más se haya visto afectada por la pandemia. En este sentido, está previsto que se cuente con ayudas a estimular las iniciativas que se enfocan en una economía circular.

Dentro de esta línea de trabajo en el Plan de recuperación se plantean cinco ejes de actuación y tres líneas de trabajo. Los que guardan relación con la gestión de los RCD son los siguientes:

  1. Eje “Producción”. Que incluye referencias al: sector primario y a la bioindustria; a la producción industrial (circularidad en los ciclos tecnológicos); y una tercera línea dedicada al turismo. Dentro de las medidas con las que se pretende influir en el sector a largo plazo es el fomento de la madera como material de construcción, ya que a largo plazo se convertirán en RCD.
  2. Eje “Consumo”. En este punto el plan se refiere al etiquetado propio de la Economía Circular; la reducción del residuo alimentario; las acciones de consumo sostenible; así como la contratación pública de las empresas con criterios de circularidad. Todo ello conllevará la inclusión de etiquetas ecológicas que puedan garantizar que los productos resultantes de la valorización de los RCD son así.  En este sentido, desde Andújar y Navarro consideramos que se trata de un gesto positivo, ya que debemos unificar criterios sobre los áridos reciclados, sus características y sus prestaciones.
  3. Eje de actuación “Gestión de los Residuos”. En el que se propone el desarrollo de un nuevo marco normativo en materia de residuos.
  4. Eje “Materias primas secundarias”. Ya que uno de los aspectos más controvertidos de la gestión de los RCD es el del fin de condición de residuos para los áridos reciclados.
  5. Eje de actuación “Reutilización y depuración del agua”. Aquí se debería cuantificar los miles de metros cúbicos de agua que no son contaminadas en el proceso de explotación de la minería de los áridos naturales al utilizarse áridos reciclados.
  6. Línea “Investigación, innovación y competitividad”.
  7. Línea de actuación “Participación y sensibilización”. En este contexto se engloban las posibilidades de generar nuevas tecnologías en el camino de una economía circular.

 

Con todo ello esperamos que pronto podamos conocer las cifras de mejora del sector. Un trabajo en el que Andújar y Navarro llevamos años desarrollando acciones. Como muestran nuestras plantas de reutilización, reciclaje de áridos y de nuestras acciones para recoger y transportar los residuos provenientes de las demoliciones.

Huella ecológica del cemento

La huella ecológica del cemento es uno de los principales campos de batalla de quienes deseamos hacer de este sector económico un ámbito ecológicamente sostenible y de residuos cero. Por ello, cada vez son más los departamentos que investigan sobre posibles sustitutos del cemento que tradicionalmente se emplea en la construcción de edificios en todo el mundo. Unos trabajos que comienzan a dar sus frutos y que llenan el futuro inmediato de nuevas posibilidades.

Huella ecológica del cemento

En la mayoría de las construcciones de todo el mundo se emplea cemento de Portland como aglutinante. Sin embargo, este cemento tiene una elevada huella ecológica. Esto se debe, principalmente, a la manera en la que se elabora. Y es que para hacer el cemento, la piedra caliza debe calentarse a temperatura muy elevadas, en hornos de gran tamaño.

Este proceso libera dióxido de carbono de dos maneras: por la quema de combustibles fósiles y también por la conversión química de piedra caliza que se transforma en cal. Lo que conlleva una emisión de gases contaminantes a nuestra atmósfera que es necesario reducir notablemente para alcanzar que la construcción sea ecológicamente sostenible.

Un nuevo cemento

Según ha aparecido recientemente en un artículo de la revista Journal of the American Ceramic Society un nuevo material ha irrumpido en el ámbito de la construcción. Un posible sustituto del cemento de Portland que es ecológicamente sostenible que ha sido desarrollado en los laboratorios de la Universidad de Rice y que en los primeros ensayos ha tenido unos excelentes resultados.

Este nuevo material está hecho de cenizas volátiles, partículas finas que se forman cuando el carbón se incinera en las centrales eléctricas.  Esta ceniza, que generalmente se arroja a los vertederos fue, en esta ocasión, reutilizada para llevar a cabo la composición de un nuevo material. De manera que esta nueva propuesta no solo reemplaza al cemento tradicional, sino que también redujera el desperdicio que producían hasta ese momento las centrales eléctricas. Lo que ha supuesto una doble buena noticia para nuestro medio ambiente. Y para el sector de la construcción especialmente.

Volver a la ceniza

No es la primera vez que la humanidad ha empleado la ceniza como materia prima de sus construcciones. De hecho, la sociedad romana de la Antigüedad empleaba una mezcla de ceniza volcánica y cal para fabricar un aglutinante que uniera las piezas de sus construcciones. Y mal no les debió ir cuando estas construcciones han permanecido en pie miles de años.

En este sentido se podría afirmar que las nuevas propuestas siguen esa estela. Es decir, han regresado a las cenizas volátiles (similares a la ceniza volcánica) para confeccionar un posible cemento.  De hecho, ya hay fabricantes de cemento que mezclan entre un 5 y un 20 por ciento de cenizas volátiles en sus cementos.

Imagen de nuestro ecoparque, donde apoyamos la economía circular.

Menor huella ecológica y menos residuos

Y en este sentido, la tesis de partida de los investigadores de la Universidad de Rice ha tratado de descubrir cómo usar un mayor porcentaje de cenizas volátiles en la realización del cemento. Sin que ello, por supuesto, requiriera grandes cantidades de activadores basados en sodio que son costosos y altamente contaminantes.

Por ello, estos ingenieros usaron un método estadístico de análisis para calcular la mejor receta y probaron diferentes estrategias que les permitieran fabricar su mezcla de cemento medioambientalmente sostenible. En este sentido, descubrieron que la mejor proporción era: emplear un 80 por ciento de cenizas volátiles y 5 por ciento del activador basado en sodio.  El resto se fabricaría con nanopartículas de sílice y de oxido de calcio. Lo que suponía minimizar el impacto y la huella ecológica del cemento.

 

En Andújar y Navarro aplaudimos estas iniciativas porque llevamos años tratando de concienciar al sector de la importancia de reducir nuestra huella ecológica. Razón por la que hemos puesto en marcha plantas para reutilizar desechos procedentes de la demolición (desarrollar la economía circular); o hemos definido espacios para el correcto desmontaje de aparatos de uso cotidiano en nuestra planta de recuperación.

Construcción sostenible y circular, el futuro de la edificación

La construcción sostenible y circular es el futuro de la edificación en todo el mundo. Y es que conseguir un equilibrio entre las necesidades de las personas y la protección del medio ambiente, se han convertido en acciones urgentes. En Andújar y Navarro llevamos años trabajando en este sentido. De ahí que ahora nos felicitemos al ver que hay un movimiento a nivel global que apuesta por construir de una manera diferente. Eso es, al menos, lo que se ha constatado en la edición 2021 de Rebuild, el mayor evento del sector de la rehabilitación en el mundo.

Si no sabes de qué te estamos hablando, no te preocupes, hemos redactado este artículo para que sepas qué es la construcción sostenible y circular.

 

Construcción sostenible y circular, el futuro de la edificación

Denominamos construcción sostenible a aquel tipo de edificación en el que se apuesta por realizar nuevas edificaciones (y rehabilitaciones) aprovechando al máximo los recursos. Es decir: apostando por el empleo de materiales naturales en la construcción, priorizando el uso de recursos de proximidad (que evitan la emisión de dióxido de Carbono a la atmósfera debido al transporte) y que apuesta por realizar edificios y vivienda que aprovechen mejor la energía.

Por su parte, el término circular hace referencia a un sistema de construcción –y de reforma- en el que los materiales no se desechan sin más. De esta manera, ante una demolición los desechos se organizan, clasifican y envían a espacios en los que se volverán a utilizar de nuevo. De ahí lo de que se trate de un elemento circular, que no tiene principio ni final. Como nuestros áridos reciclados.

Todo esto está suponiendo el cambio de un modelo tradicional en la construcción. Y una reducción importante en los residuos que genera el sector. Todo ello pudimos escucharlo en la intervención de José María González, director de Arquitectura y Sostenibilidad de AEDAS Homes, recogida en el programa del “Foro SOS-Tenibilidad”. Un espacio en el que detalló los nuevos modelos que han surgido de la descarbonización, así como de la alineación de la construcción y de la consecución de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible). Puntos fundamentales para el sector de hoy y de mañana.

 

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible van a marcar las pautas de las próximas edificaciones. Una realidad, que como bien destacaba Ángela Baldellou, directora del Observatorio 2030: “El Observatorio 2030 trabaja la sostenibilidad transversalmente integrándola en todos los grupos de trabajo e iniciativas sectoriales, ya que desde su planteamiento ha vinculado los objetivos de la Agenda 2030 y de la Agenda Urbana Española con los suyos propios, trabajando de la mano de las instituciones públicas y privadas encargadas de su definición y de velar por su cumplimiento y difusión, siendo buena práctica del Pacto Mundial de Naciones Unidas, del ODS 11 de Ciudades y Comunidades Sostenibles y del 17 de Alianzas Estratégicas”.

 

Andújar y Navarro por la sostenibilidad

En Andújar y Navarro llevamos años trabajando por la sostenibilidad en el sector de la construcción. De ahí que hayamos desarrollado numerosas acciones en torno al reciclaje de residuos provenientes de las demoliciones. Y que hayamos apostado por su introducción en el mercado como materia para la realización de nuevas viviendas, carreteras, etc.

Muestra de ello son nuestras plantas de reciclaje y el servicio de recogida de residuos que ofrecemos a todas las empresas de Valencia y otras provincias. Un trabajo que se ve recompensado día a día pero en el que todavía hay mucho por hacer. Pero consideramos que cualquier esfuerzo es poco para conseguir que la construcción sea un sector amigo del medio ambiente y no su principal destructor.

Así pues, si quieres seguir esta estela y vas a realizar alguna reforma o construcción, no dudes en visitarnos y te informaremos sobre todos los productos y servicios que podemos ofrecerte. Todo para conseguir una construcción sostenible y circular en nuestras edificaciones.

Materiales adecuados para las casas ecológicas

 

Le elección de los materiales adecuados para la construcción de las casas ecológicas es fundamental. En este sentido, no hay diseño arquitectónico que presuma de ser bioclimático que no los contemple. Pues buena parte de los objetivos que persigue en su desarrollo dependen de la elección de los mismos. Para que sepas cuáles son y cómo deben emplearse, en Andújar y Navarro hemos redactado este artículo en el que te explicamos todos los detalles respecto de los mismos.

 

Descubre los materiales adecuados para las casas ecológicas

En Andújar y Navarro llevamos años apostando por la incorporación de soluciones sostenibles en la arquitectura de nueva planta. En este sentido llevamos años desarrollando propuestas para reutilizar muchos de los materiales que se generan en demoliciones. Un gesto que ahorra recursos naturales a nuestro medio ambiente, evita emisiones de dióxido de Carbono a la atmósfera y evita que se generen desperdicios (con el consiguiente problema de almacenaje que esto conlleva).

Pues bien, estos recursos se han incorporado a las premisas de la bioconstrucción. Que es como se denomina a la nueva apuesta arquitectónica con la que se desea realizar construcciones sanas, ecológicas y de calidad. Son viviendas y edificios en los que prima el empleo de materiales nobles como la madera o la piedra (por mencionar sólo algunos de ellos) pero que también conllevan un mayor desembolso económico.

Y es que estos materiales que conllevan una elevada huella ecológica o que contienen un elevado contenido tóxico son mucho más baratos que los que son respetuosos con el medio ambiente y con la salud de las personas. Es el caso, por ejemplo, del aislamiento más barato que se encuentra en el mercado. Un material que resulta ser un derivado del petróleo que no transpira, pero que con muy poco grosor consigue altas eficiencias a muy bajo coste. Se trata de un plástico muy resistente al agua  y se denomina poliestireno expandido o XPS. La alternativa a este material es la fibra de madera. Esta requiere un elevado grosor que no se puede mojar, lo que supone un impedimento importante. Su coste, además, es muy superior al del XPS.

 

Materiales ecológicos

En Andújar y Navarro queremos ofrecerte un listado para localizar soluciones naturales. Así, tanto si vas a realizar una construcción de nueva planta como si quieres llevar a cabo una reforma, sabrás cómo escoger los materiales adecuados para conseguir una casa ecológica. Son los siguientes:

  1. Para la estructura de una vivienda ecológica lo ideal es emplear materiales naturales y saludables que ofrecen resistencia y durabilidad al edificio. Entre ellos destacan: desde bloques y ladrillos de tierra, soluciones de hormigón, tierra prensada, o adobes, por mencionar sólo algunos de ellos. Pues incluso la madera y la piedra natural son factibles para esta parte de nuestra vivienda.
  2. Para el aislamiento una casa ecológica podemos emplear algunos de los siguientes materiales: el corcho, el cáñamo, la celulosa, el algodón, la paja, el coco y la arcilla expandida. Todos ellos tienen unas excelentes prestaciones y son inocuos a nuestra salud. Además, nos ayudan a reducir nuestra factura energética de manera notable.
  3. Para revestir una edificación o una superficie se recubre la misma. Con esto se consigue mejorar sus capacidades térmicas y hacerla más bonita. En este sentido debemos distinguir entre dos tipos de revestimientos. Los llamados revestimientos duros y los que llamamos amorfos. Los primeros pueden ser naturales pero no renovables ya que requieren la explotación de canteras o depósitos. Son los casos de la piedra o la cerámica, aunque también la madera. En segundo supuesto (revestimientos amorfos) encontramos a los morteros de arcilla (obtenidos a partir de una mezcla de arenas y arcillas sin aditivos y que repercuten de forma positiva en nuestra salud gracias a su capacidad higroscópica, regulando la humedad de forma natural); pero también nos referimos al mortero de yeso (cuya mezcla se produce con arena, yeso y agua) y a las cales (la hidráulica y la grasa).

 

En cualquier caso, recuerda que en Andújar y Navarro ofrecemos, además de todo tipo de materiales naturales, soluciones recicladas para las construcciones. Lo que supone una importante apuesta por el medio ambiente y por el ahorro. Llámanos y te comentaremos mucho más al respecto.

Control de Materia Prima

En Andújar y Navarro seguimos con atención todos los cambios que se producen en el sector para conseguir que su impacto en el medio ambiente sea el menor posible. Por eso queremos contaros todo sobre el control de materia prima con el nuevo Plan de Acción de Economía Circular en el que hemos trabajado junto a otras entidades del sector.

economia-circular-control-de-materia-prima

Control de Materia Prima en el Círculo Productivo: Economía circular

Cuando hablamos de economía circular nos referimos al control de materia prima en el círculo productivo, y por extensión a la menor producción de objetos. Para conseguirlo, este modelo apuesta por la reutilización de los objetos y productos ya fabricados, incluso cuando ya han dejado de emplearse para lo que fueron generados en primera instancia.

Desde su aparición a principios de los años ochenta del siglo XX esta idea de aprovechamiento de los recursos ha ido abriéndose paso en las conciencias y en los distintos sectores económicos. Hasta el punto de que ha supuesto una importante revisión de los modelos productivos de algunas actividades.

En España, el sector de la construcción está haciendo un ingente esfuerzo por adaptarse a esta nueva economía. Una línea de trabajo que Hermanos Andújar y Navarro llevamos años desarrollando con nuestro vertedero de inertes, nuestras plantas de reciclaje, nuestra estación de transferencia y por nuestra apuesta por los áridos reciclados, por mencionar sólo algunos de los ejemplos.

En la actualidad, sin embargo, se quiere aunar esfuerzos y definir qué debe hacerse y cómo para conseguir que la economía circular sea una realidad en la construcción. De ahí que se esté preparando la aplicación de un Plan de Acción de Economía Circular.

Plan de Acción de Economía Circular

El Plan de Acción de Economía Circular es un documento con el que la Asociación Española de Reciclaje de Residuos de Construcción y Demolición (RCD Asociación) quiere aunar esfuerzos para alcanzar el menor porcentaje de residuos en el sector de la construcción en España.

Se trata de un documento que se encuentra aún en discusión, y que quiere conseguir su materialización en el año 2030.

Sus principales objetivos son los siguientes:

  1. Reducir en un 30 % el consumo nacional de materiales (materias primas) en relación con el PIB. Este porcentaje se ha fijado tomando como año de referencia el año 2010. Hay que tener en cuenta que la extracción de áridos es una de las actividades que más deteriora el medio ambiente; de ahí que el uso de áridos reciclados disminuya la eliminación de residuos y genere una cadena de valor para los RCD.
  2. Reducir la emisión de gases de efecto invernadero por debajo de los 10 millones de toneladas de Dióxido de Carbono.

 

 

Aplicación del Control de Materia Prima

La aplicación de las acciones que se reflejan en el nuevo Plan de Acción de Economía Circular se realizará de manera escalonada.

De esta manera, la primera fase se hará entre los años 2021 y 2023 y estará enfocada a la recuperación de la economía afectada por la pandemia, para ellos se contará con ayudas a estimular las iniciativas que se enfocan en una economía circular. De hecho, para la aplicación de este plan se realizará una inversión de 17.406.226,8 € de los cuales 3.820.376,67 € están presupuestados para el capítulo de residuos, aunque hay varias partidas que de manera indirecta pueden beneficiar al sector.

Para su correcta aplicación se desarrollarán 5 ejes de actuación y 3 líneas de actuación. Y todas ellas se desarrollarán como medidas concretas. Una de ellas, por ejemplo, versará en torno al fomento de la madera como material de construcción, ya que a largo plazo se convertirán en RCD. Y dado que es natural su reutilización y descomposición es mucho más sencilla y menos crítica.

 

Así pues, gracias a este Plan de Acción de Economía Circular conseguiremos mejorar nuestra calidad de vida y cuidar de nuestro medio ambiente, sin tener que renunciar a las viviendas o edificios de nueva planta.

¿Qué es una estación de transferencia?

Muchas personas no saben qué es una estación de transferencia ni el objetivo que cumplen en la reducción de productos contaminantes a nuestro entorno. En Andújar y Navarro, como llevamos años gestionando una, consideramos de vital importancia conocer cómo es este espacio, su funcionamiento, sus objetivos y las partes que lo integran. De ahí que hayamos redactado este artículo.

 

Definición y funciones

Una estación de transferencia es una instalación en la que se depositan residuos. Por lo general de procedencia urbana, aunque pueden tener diferentes orígenes. Incluso diferentes emisores.

Estas instalaciones cumplen una función de intermediación entre dos partes. Una de ellas la componen los servicios de recogida domiciliaria, y otra, los servicios de transporte a vertederos e infraestructuras de reciclado y tratamiento de residuos.

Estas estaciones son especialmente interesantes cuando la distancia existente entre los puntos de recogida y el punto final de vertido o tratamiento es elevada. Un hecho que hace que sea inviable técnica y económicamente que vehículos recolectores de basura realicen esos desplazamientos. Lo que sería necesario para su vaciado.

Así pues, en estos contenedores se acumula basura suficiente como para llenar un camión. Cuando esto ocurre, un camión la recoge y de esta manera aprovecha al máximo el viaje. Lo que supone reducir las emociones de dióxido de carbono a la atmósfera. Y por extensión una medida para cuidar al medio ambiente.

 

Ahorro de tiempos y mejor tratamiento con la estación de transferencia

Así pues, las estaciones de transferencia son espacios que conllevan la clasificación y el tratamiento de algunos de los residuos allí depositados. Lo que supone un ahorro de los tiempos en las plantas específicas o vertederos y un mejor aprovechamiento de los mismos. Especialmente cuando aún podemos alargar su vida útil, como ocurre en el sector de la construcción con los desechos procedentes de derrumbes o demoliciones.

Y es que en las estaciones de transferencia los residuos se acondicionan para su traslado posterior. Un objetivo para el que usan diferentes contenedores y también distintos vehículos.

 

Estación de transferencia en Andújar y Navarro

En Hermanos Andújar y Navarro llevamos años interesados en el ámbito de la correcta gestión medioambiental. Esto nos ha llevado a potenciar las actividades relacionadas con el tratamiento de residuos. Acciones que llevamos a cabo con el fin de conseguir conservar el entorno natural que nos rodea y de alcanzar un desarrollo sostenible.

En este sentido, llevamos años gestionando una estación de transferencia propia. Un lugar que se encuentra ubicado junto a la cantera, en la partida del Rabosar, en la localidad de Paterna.

Nuestra estación de transferencia (también denominada Ecoparque) es el único espacio de estas características de uso privado en la Comunidad Valenciana. Pero un lugar abierto a quienes lo necesiten. De hecho, las empresas que lo deseen pueden depositar los vertidos de su actividad de forma totalmente legal y cómodamente en ella.

En la estación de transferencia de Andújar y Navarro se reciben y recogen selectivamente más de cincuenta tipos de residuos de construcción. Desechos que después serán tratados siguiendo las indicaciones que dicta la normativa medioambiental.

 

Así pues, si quieres mejorar la gestión de los residuos de tu empresa y evitar que lleguen al entorno en que te encuentras, lo mejor es que uses las estaciones de transferencia. Un espacio en el que se custodian con total seguridad hasta que puedan trasladarse o se les pueda dar un nuevo uso. Si te encuentras en Valencia, la de Andújar y Navarro es tu única opción. Pero también una de las que mejor funciona en toda España. Y es que en nuestra empresa nos tomamos el medio ambiente muy en serio.

La economía circular en el sector de las explotaciones de áridos

La economía circular está de moda. Y es que no hay nada tan moderno como cuidar el planeta y, siempre que se pueda, dar una nueva vida a lo ya producido. De esta manera, se evita que los procesos de producción generen residuos al entorno, al tiempo que se reduce el consumo de materias primas –lo que redunda en un mejor aprovechamiento de los recursos naturales.

Hasta ahora, el sector de la construcción se caracterizaba por consumir un gran número de materias primas y por ser uno de los más contaminantes de la economía. Una realidad que ha cambiado con la puesta en marcha de distintas iniciativas que han incorporado buenas prácticas al sector. Lo que ha permitido que se haya reducido la denominada huella contaminante y que hoy día podamos hablar de economía circular en las explotaciones de áridos, es decir, las explotaciones de áridos funcionan como elementos que cuidan el medio ambiente.

En Andújar y Navarro llevamos décadas trabajando en este sentido. Porque consideramos que nuestro entorno es un regalo y que debemos intentar cuidarlo sin que por ello haya que disminuir la actividad en el sector de la construcción. De ahí que nuestra empresa, como miembro de ANEFA, la Asociación Nacional de Empresarios Fabricantes de Áridos, siga unas directrices muy claras en este sentido.

 

ANEFA: Qué es y qué objetivos tiene

La ANEFA es una iniciativa de la Unión Europea que tiene como objetivo reducir el consumo de materias primas a través de la aplicación de políticas de gestión de los residuos, que impliquen el reciclaje y el uso eficiente de los recursos.

Sus principales objetivos son los siguientes:

  • Reducción de la cantidad de materiales que se emplean en una construcción.
  • Incremento de la durabilidad de los materiales que se adquieren y usan en una construcción.
  • Sustitución de materiales peligrosos o difíciles de reciclar, para lo que es necesario contar con plantas como las que puso en marcha hace tiempo Andújar y Navarro que selecciona, clasifica y recicla materiales procedentes de demoliciones.
  • Agrupación de actividades para impedir que los subproductos se conviertan en residuos. Con su correcto tratamiento.
  • Creación de mercados para materias primas secundarias (recicladas)  que se trabajan realizando actividades que se basan en normas, en la contratación pública, etc.).

Diagrama Economía circular en explotaciones de áridos

Con todo ello se intenta reducir la huella medioambiental de este tipo de actividades y dar una nueva vida (devolviéndolo al circuito productivo) de los materiales empleados anteriormente, y que en una nueva construcción se desechan.

En este sentido hay que destacar, también que en el escenario más eficiente, la tasa de sustitución de áridos naturales por áridos reciclados no superaría, en España, el 10% del total del consumo anual.

 

Cómo alcanzar los objetivos de una economía circular en explotaciones de áridos

Para lograr todos estos propósitos, en Andújar y Navarro (y en todas las empresas que pertenecen a ANEFA) realizamos estas actividades:

  • Trabajamos por la eficiencia de los recursos (producción y uso).
  • Fomentamos el desarrollo de proyectos que integren el uso de residuos de construcción y demolición – RCDs (% de RCDs en una obra), a través de los pliegos.
  • Realizamos y favorecemos la realización de procesos de construcción sostenible.
  • Fomentamos las compras verdes.
  • Creemos posible la eficiencia energética y la aplicamos a todos nuestros sectores de producción.
  • Seguimos las declaraciones Ambientales de Producto – DAP.
  • Alargamos el ciclo de vida útil de los materiales para reducir la huella de CO2 en nuestra atmósfera.
  • Apostamos por la prevención de la presencia de sustancias peligrosas.
  • Hacemos promoción del uso de los áridos reciclados y artificiales siempre y cuando se garantice que los materiales reciclados cumplan los requisitos de calidad y prescripciones de la normativa vigente en cada caso.

 

Desde Andújar y Navarro consideramos no sólo importante sino decisivo apostar por este tipo de actividades, de ahí que estemos muy orgullosos de estar trabajando en este sentido. Y de ofrecer estos servicios a las empresas y entidades que los necesiten.

 

Economía circular en el sector de la construcción

La economía circular es, a todos los efectos, la mejor solución para promover un consumo sostenible de las materias primas del planeta. Con ello se pretende acabar con el modelo de un único uso y crear conciencia sobre la necesidad de alargar la vida útil de la materia.

Estos conceptos que llevan tratándose desde hace más de treinta años en ámbitos de pensamiento, se han ido trasladando periódicamente a los sectores económicos. De ahí que actualmente muchas de las acciones productivas se hayan adquirido este modelo y lo hayan trasladado a sus ámbitos con el deseo de minimizar el impacto de los mismos en su entorno.

Así lo llevamos haciendo desde hace una década en Hermanos Andújar y Navarro donde hemos desarrollado protocolos con los que podemos alargar la vida útil de los residuos que se generan en la construcción. Una actividad en la que hemos sido pioneros.

circular economy

Economía circular: qué es

Este concepto que nace en los años ochenta y con el que nos referimos a

la necesidad de reducir la entrada de los materiales como la producción de desechos vírgenes en las cadenas de consumo.

Con ello se pretende cerrar el  flujo económico y el flujo ecológico de los recursos que empleamos.​

En este sentido, se puede afirmar que la expresión economía circular abarca mucho más que la producción y el consumo de bienes o de servicio. Con ello también nos referimos al cambio de los combustibles fósiles por otras maneras de obtener energía; al uso de la energía renovable, y por supuesto a la diversificación como medio de alcanzar la resiliencia.

Se trata, pues, de darle la vuelta al esquema lineal de los materiales compuesto por la relación siguiente: recurso-producto-residuos; por un flujo circular  en el que aparece lo siguiente: recurso-producto-recurso reciclado.

Economía circular en el ámbito de la construcción

La aplicación de la economía circular en el sector de la construcción pasa por terminar con el modelo: extracción, fabricación, utilización y eliminación (a menudo en vertederos incontrolados).

En el ámbito de la construcción, la economía circular abarca numerosas acciones aunque una de las más destacadas es la de recuperar en el proceso constructivo la vida útil de los residuos procedentes de las demoliciones. Con ello se consigue materializar un principio de la economía circular por el cual los recursos se mantienen en el proceso económico durante el mayor tiempo posible.

Con ello no sólo se está optimizando el empleo de materias primas (empleadas en la fabricación de numerosos materiales de construcción) sino que se persigue disminuir el consumo de agua y reducir la cantidad de emisiones de dióxido de carbono que se emiten a la atmósfera durante la fabricación de todos esos materiales.

De esta manera, en el sector de la construcción los principios de empleo de las materias primas cambian notablemente adquiriendo las siguientes variables:

  1. Los residuos se convierten en recursos que se pueden emplear. Así, por ejemplo, los desechos de las demoliciones se usan para realizar áridos bastos.
  2. Se reutiliza parte de los residuos para incorporarlos a nuevas construcciones. Es el caso, por ejemplo, del uso que se hace de los residuos en la construcción de infraestructuras, por ejemplo, para alinear el terreno o para rellenar cimientos de construcciones de nueva planta.
  3. Rescatar residuos que se pueden arreglar o a los que se les puede dar otro uso que no guarda relación con el objetivo para el que se concibieron.
  4. Evitar el contacto de sustancias peligrosas con el entorno. Lo que se logra con una clasificación adecuada de los desechos.

Así pues, si queremos disminuir la huella del sector de la construcción hemos de cambiar nuestros modelos y apostar por la economía circular. Un gesto que ya hemos realizado en Hermanos Andújar y Navarro y que ha marcado la base de nuestro desarrollo empresarial desde hace más de una década.