Planta de compostaje para ayudar al medio ambiente

Una planta de compostaje es una manera excelente y muy ventajosa de ayudar al medio ambiente. Una acción en la que se materializa una de las tres “R” del reciclaje. Es decir se reutiliza aquello que se ha convertido en desecho en la cadena de consumo. Al menos tal y como se había concebido en un primer momento.

En Andújar y Navarro sabemos la importancia que tiene este tipo de acciones para ayudar al medio ambiente, de ahí que llevamos años trabajando en este sentido. Y que contemos con una de las principales plantas de compostaje de residuos verdes de Valencia. Un espacio que permite transformar los restos vegetales en compost, permitiendo su posterior uso como abono en jardinería y agricultura. Sin embargo, muchas personas no saben qué es una planta de compostaje o qué beneficios conlleva. De ahí que hayamos redactado este artículo.

 

Planta de compostaje una forma de ayudar al medio ambiente

Una planta de compostaje es un espacio dedicado al reciclaje de los residuos orgánicos. Esto lo realiza dando un tratamiento biológico a los mismos. Lo que da lugar a lo que conocemos como abono orgánico “compost”.

En este sentido, el abono se obtiene de manera natural a través de la descomposición aeróbica. O, lo que es lo mismo, gracias al trabajo de oxidación que realiza el oxígeno. Pero no sólo esto. En este proceso de descomposición también participan agentes activos como son: los hongos, las bacterias, los protozoos y los rotíferos. Todos ellos deben encontrarse en condiciones óptimas de temperatura, de humedad y de oxígeno para poder realizar su labor de la mejor manera posible.

Los residuos que se emplean para la elaboración del compost pueden ser: restos de comida, restos vegetales, excrementos de animales, etc.

Compostaje: Fases

En una planta de compostaje la descomposición de la materia orgánica se desarrolla en tres fases o momentos. Son las siguientes:

Primera fase. Se denomina “Mesofílica inicial” y en ella los microorganismos se aclimatan a su nuevo medio y se reproducen. De manera que tendremos a los “trabajadores” preparados para realizar su labor.

Segunda fase. Recibe el nombre de “Termofílica”. En ella se aumenta la temperatura del entorno en el que se encuentran los residuos para que aparezcan las bacterias termofílicas. En este momento es cuando se produce la máxima degradación y la estabilización de la materia orgánica.

Tercera fase. La llaman “De enfriamiento”. En este momento se produce una liberación adicional de agua por evaporación, una estabilización del pH y se completa la formación del ácido húmico. También es la fase en la que se sintetizará el resto de los componentes orgánicos de la materia, obteniendo así un resultado óptimo. Un composta de calidad.

 

Ventajas de una planta de compostaje

Son múltiples las ventajas que conlleva contar con una planta de compostaje. Da igual que se trate de una casera o de una industrial. Todas conllevan beneficios para el entorno. Las principales son las siguientes:

  1. Mejora la compactación del suelo y evita su erosión. Ya que los elementos orgánicos enriquecen su composición y lo hacen más duradero y de mejor calidad.
  2. Contribuye a mejorar la calidad del aire que respiramos. Y es que al poder descomponer la materia orgánica evita, por ejemplo, acciones que suman dióxido de carbono a la atmósfera, como es el caso de la quema de rastrojos. También evita que nuestro aire se llene de partículas perniciosas para la salud y que lleguen a todos nosotros a través de nuestras vías respiratorias.
  3. Durante el tratamiento de los residuos se produce un líquido denominado lixiviado que se emplea como insectidia natural. Una manera estupenda de reducir el uso de productos químicos en nuestros campos para acabar con las plagas.
  4. Evita la aparición o el crecimiento de vertederos incontrolados. Y es que al reciclar evitamos esta acumulación de desechos en nuestro entorno, con todos los problemas ambientales y paisajísticos que conllevan.

 

Así pues, ya sabes que una planta de compostaje es ideal para ayudar al medio ambiente. Y que su proliferación y uso por la población son acciones que nos benefician a todos. En Valencia tienes la nuestra, así que anímate a usarla. Basta con que deseches los residuos de la manera correcta.

¿Qué es una estación de transferencia?

Muchas personas no saben qué es una estación de transferencia ni el objetivo que cumplen en la reducción de productos contaminantes a nuestro entorno. En Andújar y Navarro, como llevamos años gestionando una, consideramos de vital importancia conocer cómo es este espacio, su funcionamiento, sus objetivos y las partes que lo integran. De ahí que hayamos redactado este artículo.

 

Definición y funciones

Una estación de transferencia es una instalación en la que se depositan residuos. Por lo general de procedencia urbana, aunque pueden tener diferentes orígenes. Incluso diferentes emisores.

Estas instalaciones cumplen una función de intermediación entre dos partes. Una de ellas la componen los servicios de recogida domiciliaria, y otra, los servicios de transporte a vertederos e infraestructuras de reciclado y tratamiento de residuos.

Estas estaciones son especialmente interesantes cuando la distancia existente entre los puntos de recogida y el punto final de vertido o tratamiento es elevada. Un hecho que hace que sea inviable técnica y económicamente que vehículos recolectores de basura realicen esos desplazamientos. Lo que sería necesario para su vaciado.

Así pues, en estos contenedores se acumula basura suficiente como para llenar un camión. Cuando esto ocurre, un camión la recoge y de esta manera aprovecha al máximo el viaje. Lo que supone reducir las emociones de dióxido de carbono a la atmósfera. Y por extensión una medida para cuidar al medio ambiente.

 

Ahorro de tiempos y mejor tratamiento con la estación de transferencia

Así pues, las estaciones de transferencia son espacios que conllevan la clasificación y el tratamiento de algunos de los residuos allí depositados. Lo que supone un ahorro de los tiempos en las plantas específicas o vertederos y un mejor aprovechamiento de los mismos. Especialmente cuando aún podemos alargar su vida útil, como ocurre en el sector de la construcción con los desechos procedentes de derrumbes o demoliciones.

Y es que en las estaciones de transferencia los residuos se acondicionan para su traslado posterior. Un objetivo para el que usan diferentes contenedores y también distintos vehículos.

 

Estación de transferencia en Andújar y Navarro

En Hermanos Andújar y Navarro llevamos años interesados en el ámbito de la correcta gestión medioambiental. Esto nos ha llevado a potenciar las actividades relacionadas con el tratamiento de residuos. Acciones que llevamos a cabo con el fin de conseguir conservar el entorno natural que nos rodea y de alcanzar un desarrollo sostenible.

En este sentido, llevamos años gestionando una estación de transferencia propia. Un lugar que se encuentra ubicado junto a la cantera, en la partida del Rabosar, en la localidad de Paterna.

Nuestra estación de transferencia (también denominada Ecoparque) es el único espacio de estas características de uso privado en la Comunidad Valenciana. Pero un lugar abierto a quienes lo necesiten. De hecho, las empresas que lo deseen pueden depositar los vertidos de su actividad de forma totalmente legal y cómodamente en ella.

En la estación de transferencia de Andújar y Navarro se reciben y recogen selectivamente más de cincuenta tipos de residuos de construcción. Desechos que después serán tratados siguiendo las indicaciones que dicta la normativa medioambiental.

 

Así pues, si quieres mejorar la gestión de los residuos de tu empresa y evitar que lleguen al entorno en que te encuentras, lo mejor es que uses las estaciones de transferencia. Un espacio en el que se custodian con total seguridad hasta que puedan trasladarse o se les pueda dar un nuevo uso. Si te encuentras en Valencia, la de Andújar y Navarro es tu única opción. Pero también una de las que mejor funciona en toda España. Y es que en nuestra empresa nos tomamos el medio ambiente muy en serio.

La industria cementera se propone reducir un 43% las emisiones de CO2 para 2030

La industria cementera española se propone reducir un 43% las emisiones de CO2  a la atmósfera para el año 2030. Esto es al menos lo que se desprende del contenido de la denominada “Hoja de ruta de la industria cementera española para alcanzar la neutralidad climática en 2050”. Un documento consensuado por el sector, que se aprobó a finales de diciembre de 2020, y que afecta a toda la cadena de valor de la creación de cementos y otros materiales similares.

En Andújar y Navarro estamos muy satisfechos con los avances medioambientales que se están produciendo en el sector. Esta afecta de lleno a la sostenibilidad del mismo y lo convierte en un aliado más para preservar nuestro entorno. Y es que de alcanzarse esta reducción, supondría que podría conseguirse la neutralidad climática en el año 2050.

 

La industria cementara se propone reducir las emisiones de CO2

La industria cementera española actual lleva años realizando un esfuerzo por reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. Esto ha llevado a que, en la actualidad, se haya alcanzado reducir un 27%  de los residuos que de media se venían produciendo, lo que es una excelente noticia.

Para conseguirlo, el sector revisará aquellas actividades del proceso integral de fabricación, distribución y vida útil del cemento y sus derivados. Acciones en las que se pueden reducir significativamente las emisiones de dióxido de carbono. La hoja de ruta que se ha diseñado cuenta con el visto bueno de las autoridades medioambientales españolas. Y se ajusta al Pacto Verde Europeo.

El documento generado y consensuado también analiza las tecnologías que serán clave en este contexto. Novedades que permitirán conseguir la reducción de emisiones y recabar un mayor apoyo de las administraciones públicas. Todo ello con el objetivo de impulsar esta transformación, durante los próximos 30 años.

La industria cementera y planta de hormigón

La tecnología clave en la industria cementera

La tecnología será el elemento clave en el desarrollo de las tecnologías CAUC (iniciales de las palabras captura, almacenamiento y usos del Carbono). Para ello, Oficemen está colaborando con la Plataforma Tecnológica Española del CO2 (cuyas iniciales son PTECO2) en la identificación de posibles usos y formaciones geológicas adecuadas. Lo que supondrá conseguir mejoras en el almacenamiento de carbono, en relación con la ubicación de las fábricas de cemento de España.

Para su correcta implantación será importante contar con el apoyo de las administraciones a la hora de desarrollar las necesarias infraestructuras para el transporte, almacenamiento y reutilización del CO2 generado. De ahí que sea necesario contar con apoyos desde el momento actual.

 

Un plan que cumple con la normativa nacional

Según ha publicado Oficemen, el secretario de Estado para el Medio Ambiente, Hugo Morán, apoya esta iniciativa. Con estas palabras dejó constancia del visto bueno de la administración central a la iniciativa de ahorro:  “En el contexto de recuperación de la pandemia, es importante que sectores como el del cemento se posicionen estratégicamente y se alineen con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (2021-2030) para abordar los principales desafíos que afrontamos como país y ayudar a alcanzar los objetivos señalados en la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo del Gobierno de España, que marca la senda para lograr la neutralidad climática en nuestro país en 2050”.

Desde Andújar y Navarro aplaudimos iniciativas como esta y el apoyo que han conseguido de las autoridades nacionales. Y es que llevamos muchos años apostando por el desarrollo de trabajos que reduzcan la huella medioambiental del sector, especialmente el de la industria cementera. Por lo que saber que la industria cementera se propone reducir un 43% las emisiones de CO2 para 2030 es una excelente noticia. Basta entrar en nuestra página web para conocer algunas de ellas.

Los problemas medioambientales del vertido de residuos inertes

11Los residuos inertes provocan serios problemas medioambientales, que acaban por afectar a la salud de las personas que viven cerca. En Andújar y Navarro llevamos años gestionando este tipo de residuos, de ahí que hayamos realizado numerosas acciones en este sentido. Sin embargo, seguimos viendo que hay personas y empresas que no tienen ninguna sensibilidad en este sentido. De ahí que, incluso durante el confinamiento, hayan aparecido nuevos vertederos ilegales y que las autoridades se vean desbordadas por el creciente número de estas acciones.

vertido residuos inertes

Residuos inertes

Se denominan residuos inertes a los materiales que se desechan de las construcciones. Suelen proceder de demoliciones, reformas en viviendas particulares, e incluso de materiales que se desechan en obras, aunque no son la únicas posibilidades que existen de que se generen.

Estos residuos, en muchas ocasiones, contienen sustancias muy peligrosas para el medio ambiente. Especialmente cuando se filtran a las aguas que hay en el subsuelo y pueden pasar al consumo o al riego.

También son problemáticos porque al estar al aire libre pueden liberar sustancias tóxicas que acaban por llegar a los pulmones de animales y personas de entorno. Lo que supone que pueden dar origen a numerosas enfermedades respiratoria.

Pero también son problemáticos porque estos residuos no se descomponen con facilidad y si se amontonan en mitad de un bosque o en cualquier otro tipo de zona en la que no se desmontan y tratan, se convierten en basura que ensucia nuestros paisajes y en refugio para animales, infecciones, etc.

Para que esto no suceda existen los vertederos controlados. Unos espacios en los que se separan, tratan e incluso se busca una nueva vida a estos residuos inertes. Zonas como el vertedero de inertes que Hermanos Andújar y Navarro lleva años gestionando en Paterna. Un espacio en el que se trabaja con seguridad cada carga que llega para que nuestro entorno sea seguro y se conserve lo más limpio posible.

planta reciclaje residuos inertes

Vertedero de inertes

Aunque en los últimos años se ha disparado un creciente interés por la correcta gestión medioambiental de los residuos que generan las obras, en Hermanos Andújar y Navarro ya nos dimos cuenta de este problema hace años. Es lo que nos llevó a poner en marcha nuestro vertedero de inertes (así como otras iniciativas medioambientales que han tenido una excelente acogida entre los usuarios). Y precisamente saber que íbamos en el camino correcto es lo que nos ha llevado a potenciar las actividades relacionadas con el tratamiento de residuos, con el fin de conseguir conservar el entorno natural que nos rodea y poder así alcanzar un desarrollo sostenible. Al menos en lo que en el sector de la construcción se refiere. Que, dicho sea de paso, es el que más residuos genera en España con mucha diferencia del segundo clasificado, que serían los domicilios particulares.

Para lograrlo, en nuestro vertedero procedemos a la clasificación de los residuos de construcción y demolición que se reciben en nuestra estación de transferencia. Es decir, en este punto los restos de materiales se someten a un proceso de separación de aquellos residuos que no pueden ser depositados en el vertedero, tales como los residuos plásticos, las maderas, los metales y otros residuos peligrosos que requieren una mayor especialización o maquinaria.

Una vez obtenido el escombro limpio, se trata en nuestra planta de valorización. De manera que, siempre que sea posible, se pueda obtener una zahorra reciclada apta para ser utilizada en construcción y en obra pública; lo que supone devolver al ciclo del consumo un elemento que se había desechado.

Pero esto no siempre es posible y puede darse el caso de que sea imposible realizarlo. Lo que supone que se procederá a su eliminación en nuestros vertederos.

Con todo ello, Andújar y Navarro apuesta por eliminar o reducir al máximo al menos los problemas medioambientales que provocan los residuos inertes. Pero, sobre todo, que no se produzca su vertido a nuestro entorno natural.

Las mafias comercian ilegalmente con la arena

La arena es el segundo material más comercializado del mundo. Su demanda creciente ha despertado el interés de muchos sectores económicos, incluso de las propias mafias que ya se han organizado en torno a este recurso para conseguir beneficios.

Según los responsables del Programa para el Medio Ambiente de la Organización de Naciones Unidas (ONU) la demanda mundial de arena se sitúa entre los 40.000 y los 50.000 millones de toneladas anuales, por lo que supone una actividad económica muy importante en el Producto Interior Bruto de cualquier país. Esta cifra, además, sigue creciendo ya que cada vez se edifica y se reconstruye más en todos los puntos del planeta- Y, claro, para ello es necesario contar con arenas y gravas de diferentes tipos, tanto para crear infraestructuras como para el levantamiento de viviendas. De hecho, en la actualidad este volumen de negocio supone el triple de lo que venía consumiéndose hace dos décadas.

Cantera arena hermanos andujar y navarro

Cantera de arena Hermanos Andujar y Navarro

Actualmente, la mayor demanda de arena y grava se concentra en Asia, concretamente en China e India, que son los países de mayor desarrollo económico y con un nivel de edificación más elevado.

En Hermanos Andújar y Navarro llevamos más de cincuenta años dedicados a la extracción y al tratamiento de arenas y gravas, sabemos el trabajo que conlleva y nos indigna que haya intromisión en este sentido. De ahí que hayamos redactado este artículo en el que queremos llamar la atención sobre este hecho y solicitar a quienes sepan de estas prácticas que lo denuncien a las autoridades.

 

Mafia de la arena

Para extraer arena de un espacio hay que contar con una serie de permisos que sólo se obtienen una vez que las autoridades han sopesado su impacto medioambiental. Y es que, tal y como señala el informe de la ONU “Arena y sostenibilidad”, la extracción de este elemento conlleva un deterioro del entorno. De ahí que a las empresas que nos dedicamos a esta labor se nos exija también un plan para reponer las materias extraídas, minimizando el impacto medioambiental.

Cuando esto no se hace adecuadamente aparecen problemas como:

  • La reducción de la extensión de las playas. Hay que tener en cuenta que cuando la extracción de la arena se realiza en las playas, este acto no sólo afecta su potencial turístico, sino que elimina una defensa natural con la que cuenta el litoral frente al oleaje y a las tormentas. Una situación que ocasiona que las zonas costeras sean más propensas a las inundaciones, por lo que todos acabamos sufriendo sus consecuencias de una manera directa.
  • Contaminación. Ya que su extracción suele provocar un empeoramiento de la situación en la que se encuentra la vegetación, así como la aparición de vertederos incontrolados en canteras ilegales.
  • Contribuye a la sucesión de inundaciones, a las sequías y a la reducción de los sistemas acuíferos. Esto es habitual cuando la arena se extrae del lecho de los ríos, aunque también aparece con las arenas de las playas. En este caso, el problema reside en que la corriente del agua se acelera, reduciendo a la vez el volumen de agua que se filtra hacia zonas agrícolas aledañas, generando así situaciones de sequía tanto en los regadíos como en la flora que vive cerca de las orillas. Lo que supone un empeoramiento de la calidad del aire al haber menos arboleda y a una ampliación de las posibilidades de desbordamientos de los ríos, al no contar con límites naturales que le ayuden a mantenerse en su cauce.
sacos de arena producción hermanos andujar y navarro

Cantera de arena Hermanos Andujar y Navarro

Así pues, debes tener mucho cuidado cuando adquieras arena para tu obra y exigir que quienes te la están procurando cuenten con todas las garantías. De manera que tu acción no alimente a las mafias que degradan nuestro entorno.

Además, el informe señala la necesidad de que se incorpore la reutilización de materiales de construcción en la realización de nuevas estructuras. De manera que se pueda reducir notablemente el impacto en su entorno. Un aspecto que en Hermanos Andújar y Navarro venimos desarrollando desde hace muchos años y que ya ofrecemos a nuestros clientes para sus realizaciones. Así que coincidir con las indicaciones de la ONU nos llena de satisfacción.

Economía circular en el sector de la construcción

La economía circular es, a todos los efectos, la mejor solución para promover un consumo sostenible de las materias primas del planeta. Con ello se pretende acabar con el modelo de un único uso y crear conciencia sobre la necesidad de alargar la vida útil de la materia.

Estos conceptos que llevan tratándose desde hace más de treinta años en ámbitos de pensamiento, se han ido trasladando periódicamente a los sectores económicos. De ahí que actualmente muchas de las acciones productivas se hayan adquirido este modelo y lo hayan trasladado a sus ámbitos con el deseo de minimizar el impacto de los mismos en su entorno.

Así lo llevamos haciendo desde hace una década en Hermanos Andújar y Navarro donde hemos desarrollado protocolos con los que podemos alargar la vida útil de los residuos que se generan en la construcción. Una actividad en la que hemos sido pioneros.

circular economy

Economía circular: qué es

Este concepto que nace en los años ochenta y con el que nos referimos a

la necesidad de reducir la entrada de los materiales como la producción de desechos vírgenes en las cadenas de consumo.

Con ello se pretende cerrar el  flujo económico y el flujo ecológico de los recursos que empleamos.​

En este sentido, se puede afirmar que la expresión economía circular abarca mucho más que la producción y el consumo de bienes o de servicio. Con ello también nos referimos al cambio de los combustibles fósiles por otras maneras de obtener energía; al uso de la energía renovable, y por supuesto a la diversificación como medio de alcanzar la resiliencia.

Se trata, pues, de darle la vuelta al esquema lineal de los materiales compuesto por la relación siguiente: recurso-producto-residuos; por un flujo circular  en el que aparece lo siguiente: recurso-producto-recurso reciclado.

Economía circular en el ámbito de la construcción

La aplicación de la economía circular en el sector de la construcción pasa por terminar con el modelo: extracción, fabricación, utilización y eliminación (a menudo en vertederos incontrolados).

En el ámbito de la construcción, la economía circular abarca numerosas acciones aunque una de las más destacadas es la de recuperar en el proceso constructivo la vida útil de los residuos procedentes de las demoliciones. Con ello se consigue materializar un principio de la economía circular por el cual los recursos se mantienen en el proceso económico durante el mayor tiempo posible.

Con ello no sólo se está optimizando el empleo de materias primas (empleadas en la fabricación de numerosos materiales de construcción) sino que se persigue disminuir el consumo de agua y reducir la cantidad de emisiones de dióxido de carbono que se emiten a la atmósfera durante la fabricación de todos esos materiales.

De esta manera, en el sector de la construcción los principios de empleo de las materias primas cambian notablemente adquiriendo las siguientes variables:

  1. Los residuos se convierten en recursos que se pueden emplear. Así, por ejemplo, los desechos de las demoliciones se usan para realizar áridos bastos.
  2. Se reutiliza parte de los residuos para incorporarlos a nuevas construcciones. Es el caso, por ejemplo, del uso que se hace de los residuos en la construcción de infraestructuras, por ejemplo, para alinear el terreno o para rellenar cimientos de construcciones de nueva planta.
  3. Rescatar residuos que se pueden arreglar o a los que se les puede dar otro uso que no guarda relación con el objetivo para el que se concibieron.
  4. Evitar el contacto de sustancias peligrosas con el entorno. Lo que se logra con una clasificación adecuada de los desechos.

Así pues, si queremos disminuir la huella del sector de la construcción hemos de cambiar nuestros modelos y apostar por la economía circular. Un gesto que ya hemos realizado en Hermanos Andújar y Navarro y que ha marcado la base de nuestro desarrollo empresarial desde hace más de una década.

Andújar y Navarro: Empresa de construcción con más de 50 años de experiencia

La empresa Hermanos Andújar y Navarro es una entidad ubicada en la localidad valenciana de Paterna, que cuenta con más de 50 años de experiencia en el sector de la construcción. Un referente para quienes buscan proveedores de calidad y para quienes optan por hacer sostenible la edificación o remodelación de todo tipo de edificios destinados a vivienda, oficinas, comercios, etc. Y es que el amplio conocimiento que sus profesionales tienen de todos los momentos de la edificación es sinónimo de calidad y de buenos resultados.

 

Andújar y Navarro: de empresa familiar a entidad vanguardista

En sus comienzos, Andújar y Navarro era una empresa familiar que se dedicaba, fundamentalmente, a la comercialización de los productos derivados de la extracción de gravas y arenas.

Esta actividad se desarrolla, fundamentalmente, en la cantera de Paterna. Un especio que dado el desarrollo del sector de la construcción en Valencia se va a ampliar en los próximos años. Y es que el proyecto cuenta ya con el visto bueno de la Consejería de Medio Ambiente de Valencia. Una reclamación que Andújar y Navarro venía realizando desde los años noventa y que, finalmente, podrá materializarse.

De esta manera la empresa podrá seguir desarrollando la comercialización de áridos pues se ampliará notablemente su materia prima. Y es que con el nuevo proyecto se anexionarán dos zonas de siete parcelas, un lugar en el que se concentraría la extracción minera, la restauración completa de la misma y su consiguiente restitución topográfica (acción que se realizaría con residuos inertes). También está previsto que en este lugar se ponga en marcha un vertedero controlado.

Sin embargo, no conformes con ello; sus responsables fueron ampliando y diversificando el negocio pudiendo ofrecer a los profesionales del sector todo tipo de materiales y de servicios (como por ejemplo el transporte especializado o la retirada selectiva de escombros). De manera que la entidad no sólo fue creciendo en volumen de negocio sino que buscó nuevas oportunidades de llegar al público.

certificado europeoEn la actualidad Hermanos Andújar y Navarro es una empresa vanguardista en el sector que además cumple los estándares de calidad y medioambiente en sus instalaciones y actividades. De hecho, recientemente ha obtenido las certificaciones ISO 9001 correspondiente al sistema de gestión de calidad y la certificación 14001 que corresponde al sistema de gestión medioambiental, así como el Certificado CE de conformidad del control de producción en fábrica o marcado CE.

 

Hermanos Andújar y Navarro y los residuos de la construcción

Un aspecto fundamental de su consolidación empresarial ha sido la apuesta que sus responsables han realizado por el tratamiento de los residuos procedentes de la construcción. Un comportamiento que ha adquirido enteros en los últimos años gracias a la toma de conciencia medioambiental del sector, donde se apuesta por la edificación sostenible.

andújar y navarro

De ahí que en la actualidad la empresa ofrezca diversos servicios relacionados con este aspecto. Los más destacados son los siguientes: alquiler de contenedores, alquiler de miniecoparques móviles, transporte de residuos (peligrosos y no peligrosos), estación de transferencia – ecoparque, planta de valorización de residuos biodegradables, así como una planta de valorización de residuos de la construcción y demolición.

Además, Andújar y Navarro cuenta también con un taller de vehículos, camiones y maquinaria industrial; y de construcción y promoción de viviendas y naves industriales.

Todo ello ha llevado a Andújar y Navarro a convertirse en una de las empresas más importantes del sector de la construcción en Valencia. Lo que le ha llevado a cumplir más de medio siglo de actividad económica. Todo un ejemplo para quienes comienzan su actividad profesional en este momento.

Aumentan los vertederos incontrolados de residuos de la construcción

Los vertederos incontrolados de residuos de la construcción han aumentado en los últimos años en la provincia de Valencia. Así al menos se desprende del informe que ha presentado la Asociación de Empresarios de Selección y Reciclaje de Residuos de la Construcción (ARCI) con el que la entidad ha denunciado la proliferación de vertederos incontrolados en esta zona, y ha querido recalcar que el cien por cien de los municipios de la Comunidad Valenciana incumple la normativa sobre tratamiento de los deshechos de la construcción. Un hecho que califican de muy grave y que consideran tendrá un efecto muy negativo en el entorno y en la calidad de vida de los valencianos y las valencianas.

Este aspecto no es nuevo, pues ya en el año 2017 la Unión Europea sancionó a España por no controlar los vertidos que se realizaban en toda la península Ibérica. De hecho, en un informe sobre esta actividad en nuestro país, la Unión localizaba a España en la cola europea en gestión de residuos y reciclaje. De hecho, basta mirar al resto de los países europeos para tomar conciencia de la gravedad del tema. De hecho, hay países como Suecia que no cuentan con vertederos en su geografía; lo que supone que todo lo que se genera se reutiliza, recicla o vuelve a la cadena productiva de alguna manera.

Desde Hermanos Andújar y Navarro coincidimos con el diagnóstico de la asociación empresarial, calificamos de muy grave la situación en la que se encuentran los vertederos en nuestra Comunidad y Autónoma, y nos sumamos a las reclamaciones que realiza ARCI en este sentido. Sobre todo en lo que a toma de conciencia de las administraciones públicas (locales y regionales especialmente) se refiere.

 

Nuevas políticas para potenciar el reciclado

Las denuncias de ARCI se realizaron hace unas semanas, durante la reunión del proyecto internacional CONDEREFF que lidera la Universidad Politécnica de Valencia. Un proyecto con el que se pretende impulsar una nueva política comunitaria en este sentido y se quiere potenciar el desarrollo de buenas prácticas en lo que se refiere a la gestión de los residuos generados por el sector de la construcción europeo. Un aspecto en el que se pretende potenciar el reciclaje y la reutilización en las construcciones de todo tipo.

En este sentido, los responsables de ARCI explicaron que una de sus demandas es que la administración pública exija  a los constructores el empleo de materiales reciclados en sus edificaciones. Un volumen de materia prima que nunca debería ser, según ARCI, inferior al 15 por ciento para que realmente sea efectivo y se potencie la economía circular en este sector.

Otro punto destacado de la exposición de ARCI versó en torno a la necesidad de contar con más controles de las zonas en las que se producen vertidos incontrolados de residuos de la construcción. Lo que vendría acompañado de más sanciones y más graves para quienes realizan estas prácticas. Y es que no debemos olvidar que muchas de las sustancias y materiales que se emplean en la construcción cuentan con elementos nocivos para el medio ambiente. Y que cuando estos entran en contacto con el subsuelo o se filtran a las aguas acaban llegando al ser humano, con la consiguiente aparición de enfermedades derivadas de las mismas.

residuos de la costrucción

 

Para que esta realidad cambie, Hermanos Andújar y Navarro lleva años ofreciendo los servicios de su vertedero de inertes, su planta de compostaje de residuos verdes, el alquiler de contenedores de todo tipo y volúmenes, la planta de reciclaje de RCD y sus ecoparques de diferentes tamaños.

 

 

Entrevista al presidente de la asociación de reciclaje de la construcción en la Revista Recupera

Entrevista al presidente de la asociación de reciclaje

La Revista Recupera ha publicado una entrevista a José Ignacio Tertre Durán, e presidente de la Asociación Española de Reciclaje de Residuos de la Construcción y de la Demolición. Durante esta amplia entrevista Tertre Durán incidió en la importante labor que cumple la referida asociación en el sector de la construcción actualmente. Especialmente haciendo del reciclaje una alternativa de gestión para los residuos procedentes de la actividad del sector. Un aspecto que moderniza esta actividad económica tan relevante en España y la hace más sostenible. Lo que supone seguir el desarrollo de otros mercados de la construcción y de la propia arquitectura, preocupados por ser más respetuosos con el medio ambiente y por el aprovechamiento de los recursos que se desechan al reformar o demoler.

“Falta educación ambiental”

Completamente identificado con los objetivos de la Asociación Española de Reciclaje de RCD, Tertre Durán aprovechó la entrevista para dar a conocer a la entidad, prestando especial atención a los objetivos que persigue y a la importancia social que tiene cada uno de ellos. Así, hizo énfasis en la labor formativa que se realiza con técnicos de distintas administraciones para que tomen conciencia de la importancia de controlar y reciclar los residuos provenientes de las obras y demoliciones; se elaboran manuales personalizados sobre reciclaje de residuos que se emplean en distintos ayuntamientos; se redactan informes sobre el estado en que se encuentra la actividad y se elaboran estadísticas para saber qué grado de residuos está controlado y cuál no; etc.
Esta labor de sensibilización es, según Tertre, fundamental. Y es que, según afirma, los residuos de construcción y demolición, son: “Residuos de mayor producción, de facilidad de reciclaje, y a pesar de contar con un objetivo prioritario desde 2016 en la UE, han sido, hasta el día de hoy, los olvidados de nuestras administraciones públicas (principalmente de nuestros ayuntamientos).
Para poder realizar todas estas actividades, Tertre Durán solicitó ayuda a las entidades públicas y a los legisladores. Y es que según el presidente de Hermanos Andújar y Navarro, los principales problemas con los que se encuentra el reciclaje en el sector de la construcción en la actualidad son: por un lado, que no se sanciona debidamente gestión ilegal de los residuos; y, por otro, que no existe educación medioambiental que
impida el desarrollo de este tipo de comportamientos. Lo que le lleva a afirmar: “Nos deshacemos de los residuos de la forma más económica posible sin más consideraciones, y creemos erróneamente que los materiales reciclados son de peor calidad y más caros que los productos naturales”.

Principales objetivos de la Asociación Española de Reciclaje de Residuos

De ahí que la asociación se marque, como principales objetivos: el cumplimiento del sistema de fianzas en los ayuntamientos, la exigencia de un control de obras menores, el cumplimiento del Real Decreto 180/2015 sobre traslado de residuos, realizar unos certificados oficiales de correcta gestión de residuos mediante una aplicación informática común en todas las comunidades autónomas, clasificar los residuos en obra con criterios medioambientales, la obligatoriedad de usar un porcentaje mínimo del 5 por ciento de áridos y materiales provenientes del reciclaje en todas las obras públicas, así como la implantación de un fuerte sistema de sanciones para quienes viertan ilegalmente residuos al medio ambiente, entre otros muchos.
Con todo ello, el presidente de la Asociación Española de Reciclaje y Residuos de la construcción dejó muy claro en su entrevista que la preocupación del sector por los residuos es real, y que el futuro inmediato pasa por la toma de conciencia de todos los actores implicados en la construcción.

Andujar y Navarro comprometidos con el medio ambiente.

Andujar y Navarro comprometidos con el medio ambiente.

Andujar y Navarro consideramos que es muy importante que las empresas constructoras conozcan la guía de buenas prácticas medioambientales. Se debe conocer a la perfección como gestionar los residuos que genera la construcción.

Guía de las buenas prácticas medioambientales