¿Qué es una estación de transferencia?

Muchas personas no saben qué es una estación de transferencia ni el objetivo que cumplen en la reducción de productos contaminantes a nuestro entorno. En Andújar y Navarro, como llevamos años gestionando una, consideramos de vital importancia conocer cómo es este espacio, su funcionamiento, sus objetivos y las partes que lo integran. De ahí que hayamos redactado este artículo.

 

Definición y funciones

Una estación de transferencia es una instalación en la que se depositan residuos. Por lo general de procedencia urbana, aunque pueden tener diferentes orígenes. Incluso diferentes emisores.

Estas instalaciones cumplen una función de intermediación entre dos partes. Una de ellas la componen los servicios de recogida domiciliaria, y otra, los servicios de transporte a vertederos e infraestructuras de reciclado y tratamiento de residuos.

Estas estaciones son especialmente interesantes cuando la distancia existente entre los puntos de recogida y el punto final de vertido o tratamiento es elevada. Un hecho que hace que sea inviable técnica y económicamente que vehículos recolectores de basura realicen esos desplazamientos. Lo que sería necesario para su vaciado.

Así pues, en estos contenedores se acumula basura suficiente como para llenar un camión. Cuando esto ocurre, un camión la recoge y de esta manera aprovecha al máximo el viaje. Lo que supone reducir las emociones de dióxido de carbono a la atmósfera. Y por extensión una medida para cuidar al medio ambiente.

 

Ahorro de tiempos y mejor tratamiento con la estación de transferencia

Así pues, las estaciones de transferencia son espacios que conllevan la clasificación y el tratamiento de algunos de los residuos allí depositados. Lo que supone un ahorro de los tiempos en las plantas específicas o vertederos y un mejor aprovechamiento de los mismos. Especialmente cuando aún podemos alargar su vida útil, como ocurre en el sector de la construcción con los desechos procedentes de derrumbes o demoliciones.

Y es que en las estaciones de transferencia los residuos se acondicionan para su traslado posterior. Un objetivo para el que usan diferentes contenedores y también distintos vehículos.

 

Estación de transferencia en Andújar y Navarro

En Hermanos Andújar y Navarro llevamos años interesados en el ámbito de la correcta gestión medioambiental. Esto nos ha llevado a potenciar las actividades relacionadas con el tratamiento de residuos. Acciones que llevamos a cabo con el fin de conseguir conservar el entorno natural que nos rodea y de alcanzar un desarrollo sostenible.

En este sentido, llevamos años gestionando una estación de transferencia propia. Un lugar que se encuentra ubicado junto a la cantera, en la partida del Rabosar, en la localidad de Paterna.

Nuestra estación de transferencia (también denominada Ecoparque) es el único espacio de estas características de uso privado en la Comunidad Valenciana. Pero un lugar abierto a quienes lo necesiten. De hecho, las empresas que lo deseen pueden depositar los vertidos de su actividad de forma totalmente legal y cómodamente en ella.

En la estación de transferencia de Andújar y Navarro se reciben y recogen selectivamente más de cincuenta tipos de residuos de construcción. Desechos que después serán tratados siguiendo las indicaciones que dicta la normativa medioambiental.

 

Así pues, si quieres mejorar la gestión de los residuos de tu empresa y evitar que lleguen al entorno en que te encuentras, lo mejor es que uses las estaciones de transferencia. Un espacio en el que se custodian con total seguridad hasta que puedan trasladarse o se les pueda dar un nuevo uso. Si te encuentras en Valencia, la de Andújar y Navarro es tu única opción. Pero también una de las que mejor funciona en toda España. Y es que en nuestra empresa nos tomamos el medio ambiente muy en serio.

La industria cementera se propone reducir un 43% las emisiones de CO2 para 2030

La industria cementera española se propone reducir un 43% las emisiones de CO2  a la atmósfera para el año 2030. Esto es al menos lo que se desprende del contenido de la denominada “Hoja de ruta de la industria cementera española para alcanzar la neutralidad climática en 2050”. Un documento consensuado por el sector, que se aprobó a finales de diciembre de 2020, y que afecta a toda la cadena de valor de la creación de cementos y otros materiales similares.

En Andújar y Navarro estamos muy satisfechos con los avances medioambientales que se están produciendo en el sector. Esta afecta de lleno a la sostenibilidad del mismo y lo convierte en un aliado más para preservar nuestro entorno. Y es que de alcanzarse esta reducción, supondría que podría conseguirse la neutralidad climática en el año 2050.

 

La industria cementara se propone reducir las emisiones de CO2

La industria cementera española actual lleva años realizando un esfuerzo por reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera. Esto ha llevado a que, en la actualidad, se haya alcanzado reducir un 27%  de los residuos que de media se venían produciendo, lo que es una excelente noticia.

Para conseguirlo, el sector revisará aquellas actividades del proceso integral de fabricación, distribución y vida útil del cemento y sus derivados. Acciones en las que se pueden reducir significativamente las emisiones de dióxido de carbono. La hoja de ruta que se ha diseñado cuenta con el visto bueno de las autoridades medioambientales españolas. Y se ajusta al Pacto Verde Europeo.

El documento generado y consensuado también analiza las tecnologías que serán clave en este contexto. Novedades que permitirán conseguir la reducción de emisiones y recabar un mayor apoyo de las administraciones públicas. Todo ello con el objetivo de impulsar esta transformación, durante los próximos 30 años.

La industria cementera y planta de hormigón

La tecnología clave en la industria cementera

La tecnología será el elemento clave en el desarrollo de las tecnologías CAUC (iniciales de las palabras captura, almacenamiento y usos del Carbono). Para ello, Oficemen está colaborando con la Plataforma Tecnológica Española del CO2 (cuyas iniciales son PTECO2) en la identificación de posibles usos y formaciones geológicas adecuadas. Lo que supondrá conseguir mejoras en el almacenamiento de carbono, en relación con la ubicación de las fábricas de cemento de España.

Para su correcta implantación será importante contar con el apoyo de las administraciones a la hora de desarrollar las necesarias infraestructuras para el transporte, almacenamiento y reutilización del CO2 generado. De ahí que sea necesario contar con apoyos desde el momento actual.

 

Un plan que cumple con la normativa nacional

Según ha publicado Oficemen, el secretario de Estado para el Medio Ambiente, Hugo Morán, apoya esta iniciativa. Con estas palabras dejó constancia del visto bueno de la administración central a la iniciativa de ahorro:  “En el contexto de recuperación de la pandemia, es importante que sectores como el del cemento se posicionen estratégicamente y se alineen con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (2021-2030) para abordar los principales desafíos que afrontamos como país y ayudar a alcanzar los objetivos señalados en la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo del Gobierno de España, que marca la senda para lograr la neutralidad climática en nuestro país en 2050”.

Desde Andújar y Navarro aplaudimos iniciativas como esta y el apoyo que han conseguido de las autoridades nacionales. Y es que llevamos muchos años apostando por el desarrollo de trabajos que reduzcan la huella medioambiental del sector, especialmente el de la industria cementera. Por lo que saber que la industria cementera se propone reducir un 43% las emisiones de CO2 para 2030 es una excelente noticia. Basta entrar en nuestra página web para conocer algunas de ellas.