construcción

Las Fases de Construcción de un Edificio

Construir un edificio es una tarea compleja que requiere tiempo de planificación y coordinar a muchos profesionales implicados en el proceso. En Hermanos Andújar y Navarro lo sabemos porque llevamos muchos años dedicados a la edificación de nueva planta. Un trabajo en el que hemos destacado por la calidad de nuestras propuestas y por desarrollar comportamientos de sostenibilidad desde la primera piedra hasta que se inaugura oficialmente.

Para compartir nuestra experiencia con todos vosotros hemos redactado este artículo en el que queremos explicar cuáles son y qué conllevan las distintas fases en la construcción de un edificio.

Construcción

Fases en la construcción de un edificio

La construcción de un edificio suele componerse de distintas fases o momentos. Aunque pueden varias de un proyecto a otro, lo normal es que ese proceso tenga unos cinco momentos clave que son los que vamos a explicar a continuación.

  • Primera fase. Documentación en regla. Todos los planos, permisos, documentos e informes complementarios deben estar cerrado y contar con todas las autorizaciones pertinentes. Esto es fundamental para asegurarnos de que el edificio se realiza con todas las garantías posibles y que ningún aspecto técnico se está improvisando. También para asegurarnos de que la construcción respeta la normativa existente y de que no habrá problemas posteriormente, una vez que se haya realizado todo el trabajo. En este punto también se debe realizar un presupuesto con un cálculo de todos los gastos posibles. Una vez que se tienen todos los documentos cerrados se puede comenzar a construir. Esta labor arranca con el cierre perimetral de la zona de trabajo. Hay que asegurarse de que la zona de construcción queda aislada de la zona pública.
  • Segunda fase. Antes de comenzar con los cimientos hay que examinar el terreno. Además debe limpiarse y excavarse. De ahí que, a menudo, se retire la capa superior del suelo y los fragmentos sean apilados en otro lugar cercano, donde permanecerá hasta que sean empleados posteriormente. Una vez que todo esto se ha realizado y que la base de los cimientos se ha inspeccionado, se comenzará a cubrir con material.
  • Tercera fase. Con los cimientos ya repartidos, toca el momento de montar la estructura. Es decir, de construir las paredes exteriores, los tabiques interiores y el techo del edificio. Una vez que tenemos todo esto se suele hablar de que tenemos el esqueleto del edificio final y llega el  momento de instalar la climatización del edificio. Un proceso que implica: la instalación de los revestimientos, del techo, de las tejas, de las puertas y de las ventanas exteriores. Llegados a este punto el edificio cuenta con casi todo lo necesario y solo queda ponerle la piel.
  • Cuarta fase. Es el momento de los servicios. Es decir, de la fontanería, la mecánica y lo eléctrico. En esta fase es en la que se disponen las tuberías de agua, las tuberías de los residuos, los calentadores de agua, los sistema de climatización, los conductos, el cableado eléctrico, los diferentes puntos de iluminación, todo lo necesario para que el edificio cuente con servicio de TV, teléfono, audio; así como el cableado de seguridad.. Una vez que todo esto ya está instalado llega el momento de los denominados servicios especiales. Nos referimos a lo siguiente: los ascensores, los transformadores de electricidad, los equipos de bombeo, los extractores industriales, los conductos verticales de basuras y los paneles solares. Obviamente, no todos los edificios cuentan con tantos servicios, pero todos en caso de tenerlo llegan en este momento.
  • Quinta fase. La etapa final del edificio se dedica a los detalles finales. Es decir, se llevan a cabo: la instalación y pruebas de los sistemas eléctricos, la instalación de techos, la colocación de las puertas, de los zócalos, los marcos de las ventanas, los revestimientos de suelos, las encimeras, la colocación de los armarios empotrados, de los azulejos en cuartos de baño y cocinas, los electrodomésticos, los espejos, las luces, los grifos y las duchas. Finalmente llega el momento de la pintura y se queda listo para entregar.

Construcción

En cualquier caso, lo más importante a la hora de construir un edificio es contar con los recursos humanos y materiales necesarios para llevarlo a buen puerto. De ahí que en Hermanos Andújar y Navarro podamos realizar propuestas de este tipo sin ningún problema. Y es que somos proveedores de materiales, coordinamos la recogida de escombros en caso de que haya que demoler algo antes o se generen excedentes en el proceso, coordinamos el proceso de adquisición de terrenos y podemos realizar propuestas inmobiliarias de muy diferente tipo. Así pues, si quieres poner en buenas manos la realización de un edificio, no lo dudes y ven a Hermanos Andújar y Navarro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *